Italia

Tantas cosas que decir en un sólo post... Pestañear unas cuantas veces, no vaya a ser que se os sequen los ojos por el pedazo de ladrillo que estoy a punto de escribir...
ITALIA! Es lo que todos estaréis esperando leer, espero! Pues ALUCINANTE! Fueron 15 días recorriendo Italia de Sur a Norte y vuelta para el Sur, con coche incluido.
Llegamos a Roma a eso de las 11 de la noche con Vueling. Esta compañía es MUY RECOMENDABLE (al menos por mi experiencia...). Precios baratísimos y con muy buen servicio!



Bueno, al grano! Llegamos a Fiumicino a eso de las 11 de la noche, no había ni perry en el aeropuerto. Cogimos las maletas y nos fuimos corriendo a coger el tren que enlazaba con Roma Termini, algo así como Atocha en Madrid. Desde allí, supuestamente, podíamos ir andando al hotel, pero claro... las suposiciones, suposiciones son! Tuvimos un poco de lio buscando el camino... Si encima añadís el calorazo que hacía y que teníamos que andar con las maletas en la mano...
Pero lo encontramos! Eran las doce de la noche cuando intentamos buscar algún sitio para comer algo, que estábamos muertos! Encontramos una pizzeria de milagro, y nos zampamos nuestra primera pizza de muchas que vendrían después... :S



Tras todo el jaleo inicial, al día siguiente, fuimos a por el coche en Ciampino, el otro aeropuerto de la ciudad. Un Lancia Ypsilon. Pequeño pero muy majo!
Todos estrujados nos dirigimos hacia Pompeya, en uno de los viajes largos... Llegamos de milagro, porque no sabéis como conducen los italianos... Una locura!
Pompeya fue... inmensa! Nunca había imaginado como sería, pero es mucho más grande de lo que te puedas imaginar... Con todo el pateo que no sdimos por las ruinas y el calorazo que hacia, acabamos destrozaditos, y pusimos rumbo a Caserta Vecchia, un pueblecillo cerca de Napoles. No quisimos ir a Napoles porque nos pareció poco atractiva y sucia... Caserta estaba en las montañas, con un castillo coronando la cima más alta. Molto bello!



Después de Caserta, Asís, cuna de San Francisco de Asís (el que hablaba con los animales). Es una de las ciudades que más me gustó, en plan amurallado. Una especie de Soria pero ordenada.
En el patio de entrada a la Iglesia, había una colección de cuadros hechos por un mismo artista con distintos pecados como motivos. Era muy impactante, porque los cuadros siempre contenían a personas con una cara muy peculiar. Creo que le hice una foto a casi todos, podéis comprobarlo en Flickr (como siempre! :D). La iglesia era bastante rara, con dos pisos diferentes y una paloma gigante en la entrada con medio cráneo seccionado...





Después de Asís nos fuimos a Florencia, primero ciudad en la que pararíamos tres días seguidos. El hostal infecto, aunque estaba dentro de la zona antigua de Florencia, cerca de los jardines Boboli. A pesar de estar tres días enteros, no pudimos ver todo lo que quisimos, porque no sabíamos que en Italia es costumbre esperar 4 horas de cola para comprar las entradas de los museos y demás sitios de interés público. Nos quedamos sin ver el David original, pero fuimos a la galería Uffizi, el Duomo, Piazza della Signoria y Palazzo Vecchio, el Puente Vecchio... Obras de Dante, Boticelli, Dante y Miguel Ángel, especialmente en la Uffizi con el nacimiento de Venus.
Las calles llenas de gente, heladerías por doquier, negros vendiendo bolsos... un ambiente peculiar el de Florencia...





Se nos hizo corto! No pudimos ir a la Academia a ver el David antes de irnos a Remini, una ciudad costera bañada por el Adriático. Pensamos que después de Florencia no nos vendría mal un bañito en el mar Adriático. La ciudad no tenía nada culturalmente interesante, pero el bañito en la playa y el relax general nos vino muy bien para recargar las pilas!



Después de la sesión tranquila, nos dirigimos a la segunda ciudad donde pasaríamos tres días: Venecia. Nos costó MUCHISIMO llegar hasta nuestro hotel, porque para empezar, como deberíais saber, Venecia no tiene coches. Tuvimos que reservar un parking en una ciudad cercana para dejarlo durante nuestra estancia.
Yo metí los datos en el GPS antes de salir y allá fuimos! Una vez que llegamos a dónde el gps nos llevaba, nos pareció imposible que fuera allí, de modo que nos dimos la vuelta y empezamos a pulular por Venecia y alrededores. Dos horas más tarde, después de haber parado varias veces para pedir indicaciones, terminamos... EN EL MISMO SITIO! La cara de tontos que teníamos era de foto...



Del coche al hotel aún nos quedaba un trecho, porque teníamos que cargar con las maletas, ir en bus y una vez en Venecia, coger un barco hasta el hotel.
Una vez en la estación de barco más cercana al hotel, os tocó callejear por Venecia, cargados con las maletas y con un mapa miserable. Llegamos con un poco de suerte y algunas vueltas de más, pero llegamos.
Venecia es una ciudad especial. No hay ninguna otra ciudad en el mundo que se le parezca, debido no sólo a los canales que la atraviesan, sino también debido a que no hay ni un sólo coche por sus calles. Se hace raro al principio, pero te acostumbras en seguida al relativo silencio de sus calles. Está llena de tiendas y restaurantes por todos lados. La plaza de San Marco, el centro turístico, es flipante. La iglesia tiene una historia llena de accidentes, pero originalmente databa del Siglo VII, incluso con unas estatuas de unos caballos de tiempos de Cristo..
Sin embargo no todo podía ser perfecto... y me robaron la cartera!! LA tenía en el bolsillo trasero, abrochado con el típico botoncito... Pero no fue gran cosa, porque el único dinero que tenía eran 5 euros... y estaban rotos!! Los rompí sin querer el día anterior y los guardaba para pegarlos con celo en España... En cuanto me di cuenta, llamé a mi padre para que cancelara las tarjetas de crédito. Que se fastidien los ladrones! Ni dinero ni tarjetas!
Ese mismo día tuvimos la segunda decepción: Mo pudimos dar un paseo en Góndola, porque nos pedían 100-150 euros por una vuelta... El tema es que cobran por embarcación y no por personas. Por eso se ven Góndolas con familias enteras dentro, pero para las parejas (que teóricamente es para lo que se hicieron, no? Un romántico paseo en Góndola...) está un poco inaccesible, especialmente si son jóvenes...



Vale ya de lloriquear! Antes de irnos, terminamos de comprar todos los souvenirs: Máscaras, artículos de cristal de Murano y demás objetos autóctonos...
Después de Venecia vino Verona. Nos pilló la final de la Copa del Mundo y por la noche se notaba: todos los coches en la calle pitando, las motos quemando rueda... Una locura!! Vimos el partido en el hostal, con la recepcionista italiana que no paraba de ir y venir cada vez que venía un cliente, una familia francesa que se hospedaba allí y nosotros. Representantes de todos los países! :D
Al día siguiente fuimos a visitar la ciudad y al consulado, porque yo estaba totalmente de ilegal sin ningún tipo de documento. El tipo del consulado muy majo, me dijo que tenia que ir al consulado general en Milán (curiosamente, la próxima ciudad que visitábamos!) para que me hicieran un salvoconducto por si la compañía aérea me ponía alguna pega (por lo visto Iberia y Alitalia te dejan embarcar únicamente con la denuncia del robo de los documentos...). Incluso me dio su móvil por si me paraba la policía y me ponía pegas con la denuncia como unico documento para conducir el coche alquilado...
De la ciudad, mucho más de lo que imagináis! Tienen un circo que tiene poco que envidiar al Coliseo o al Foro Romano y un castillo medieval en perfecto estado de conservación. Allí se encuentra también la supuesta casa de Julieta, llena de "graffitis" en plan dedicatorias de amor y con la estatua de Julieta en el centro. La tradicion es posar con ella tocándole una teta, y por ello la que tiene "desnuda" esta brillante como los chorros del oro... :D



Siguiente parada: Milán. No iba a ser una parada muy divertida, porque lo principal que debíamos hacer allí era ir al consulado para arreglar mis papeles para poder volver a España sin problemas. Gastamos la mitad del día en el consulado (me tocó una señora mayor más borde...), pero aún así pudimos dar un paseo por la ciudad (el Duomo con los cientos de "pinchos" era lo más impactante) e incluso tomarnos una hamburguesa en el McDonalds!! Después de tanta pasta, me supo a gloria... :D



Después de Milán, teníamos que ir a Siena, pero como Pisa nos quedaba de camino, decidimos desviarnos para ver la Torre inclinada.



Por ello, llegamos a Siena tardísimo y no pudimos visitar Siena hasta la mañana siguiente. Aún así, nos dio tiempo a visitar la plaza Central donde se celebran las carreras de caballos todos los años. Son muy famosas en Italia, es una especie de San Fermines pero con cuádrigas y en Italia... La ciudad antigua, que se encuentra cercada por una muralla, es todo cuestas!! Es un horror, después de 10 minutos andando ya estás con la lengua fuera...



Después de Siena nos tocaba volver a Roma. Llegamos tarde, y fuimos a devolver el coche para no pagar más parking, así que el resto de los días estuvimos sin coche...
Hicimos un Tour por la Capilla Sixtina (IMPRESIONANTE!), compramos una especie de "bono" en un autobús turístico que hacia una ruta circular por todo Roma, visitamos el Museo Borghese y nos pateamos toda Roma. Acabamos destrozados, pero estuvo muy bien.



El resto de las fotos las podéis ver aquí

1 Comentario:

katie dijo...

Now, why couldn't you put that much time into our diary? :)
Good summary! Even if it is in freaky-deaky Spanish!
Italy was AWESOME.....