Preparados, listos... FESTIBIKE!



Septiembre era la clave. Había que darlo todo! Hice planes para levantarme a las 9am e irme por ahí con la bici. Sin embargo, no pudo ser porque me acosté a las 2:30 escribiendo la carta de Katie...
Parecía que se iba a ir todo por la borda. Parecía que el bando de los malos, capitaneado por el General Pereza y el Capitán Vagancia, iban a ganar la batalla del entrenamiento. Sin embargo, no había dicho mi última palabra...
Por la tarde, después de reposar la comida, hice acopio de todas mis fuerzas y decidí lanzarme de nuevo. Esta vez iba en serio. Primero hice una comprobación de la máquina. Todo parecía correcto, lo único anormal era que las ruedas tenían poca presión. Las inflo, me pongo el uniforme de sufrir y lo acompaño con una mochila de agua y el Shuffle alrededor de mi brazo izquierdo. Estaba listo para salir a rodar.
Pero no podía ser todo tan fácil. De repente, apareció Fermín (amigo de mi padre de toda la vida) con su portátil debajo del brazo. Se acababa de comprar un disco duro externo y venía a mirar un par de cosas con mi padre. Por extensión, me tocó a mi hacer un par de cosas que retrasaron mi partida. Pero esta treta no iba a bastar para impedir salir a pedalear. No les iba a resultar tan fácil pararme a Pereza y Vagancia...
Después de la breve pausa, salgo con premura. Recién salido, noto algo extraño en la bici. Me paro y hago una comprobación rápida...
MIERDA!!!
Rueda trasera desinflada, probable pinchazo. Vuelvo al cuartel general para confirmar el diagnóstico e intentar arreglarla en el pero de los casos. El General y el Capitán atacan de nuevo!
Llego a las 18:30. Me dará tiempo? Decido que sí, a lo mejor no para el recorrido que tenía en mente, pero menos era nada... Trabajo a contrarreloj, cual mecánico de Fórmula 1 tras la salida del Safety Car a pista.
Termino a eso de las 19:15, retrasado por varias consultas informáticas. Esta vez la máquina estaba a punto, así que me dirijo rápidamente al carril bici. En un principio tenía pensado irme a dar una vuelta por los aledaños del Pardo, pero cuando llega la hora de desviarse, decido rodar por el carril bici.
Empiezo y no paro. Llego al Goloso y decido seguir. Llego a la Autónoma y veo que aún puedo seguir sin problemas. Al final me planto en Montecarmelo (!!!!) y decido hacer una pequeña visita a Fermín, Blanca, María y Patricia en su nueva casa. Me la enseñan a fondo y me dan las uvas. Llama mi padre para saber donde narices estaba, que teníamos que cenar para celebrar el cumpleaños de mi Madre y de Ángela en el Pato Laqueado de Plaza Castilla.
MIERDA!!
Le meto caña, y eso que la vuelta era cuesta arriba... El trayecto, increíble. Era ya de noche y no se veía gran cosa por el carril bici, sólo cuando corría paralelo a la carretera y las farolas alumbraban el camino. Tengo grabada un par de imágenes de la vuelta a casa. Una, la de ir por el carril bici entre el Pardo y la M-607: a un lado los imprescindibles, ruidosos y contaminantes coches y al otro el tranquilo, oscuro y misterioso bosque. Yo volando entre medias.
La otra es de un pequeño conejo que cruzó el carril bici en la oscuridad. Pasé al lado suyo a su lado y ni se inmutó, me miró como si nada pasara...

Total: 1h30min de bici con una media de 159 pulsaciones por minuto y 30 kilómetros (no tengo los datos exactos porque el cuenta no funcionaba, probablemente tenga que cambiar las pilas del emisor...).
Un buen comienzo para el Festibike. Chus, ponte las pilas, que no te pienso dejar chupar rueda todo el Festibike. A ver si rodamos juntos unas cuantas veces antes...



Como regalo, dos canciones de Patricia Losada. Una chica que canta muy bien y "la conozco" por medio de mi madrina y unas clases de guitarra, no sé muy bien como es la historia...



3 Comentarios:

Wanchope dijo...

te zito textualmente:
"Pasé al lado suyo y ni se inmutó"

seras GAÑAN!

Gandhi dijo...

bah...

Chus dijo...

Domingo 16 y 23, podemos montar dos rutones de verdad no esos que te haces tu de 30 kms llanos, xDDD.

Te voy a llevar por el Abantos 50 kms, y ya verás como llegas fino fino al Festibike.

Un saludo.