Actualización Nº1: XVII C.EE.T de Castelldefels

Se está convirtiendo en costumbre lo de dejar pasar el tiempo sin escribir nada en el Blog, y no es porque yo quiera... Simplemente, nunca encuentro el momento! Así que he decidido hacer una "mega-actualización" para poder así ponerme al día e ir escribiendo más a menudo y con menos extensión. En vez de postear el ladrillo padre, haré varios posts de diversos temas. He aquí el primero, el C.EE.T (y sentaos, que va a ser largo).
Pues bien, vayamos al grano. Como veo que el último post es de Brett y Rajan, tendré que empezar por el C.EE.T. Para los que no lo conocéis, el C.EE.T es el Congreso de Estudios de Telecomunicación. Es un congreso que realizan las delegaciones de alumnos de la universidades españolas que imparten Teleco con una periodicidad anual donde nos ponemos de acuerdo en temas importantes, como es el caso de Bolonia. Nos reunimos para decidir una postura común de cómo queremos que se aplique Bolonia en Teleco, para que no hagan ninguna barbaridad.
Este año la Universidad encargada de organizarlo fue la de Castelldefels, en Barcelona. Allí nos fuimos Félix, Vaishali, Lucía y yo a representar a la ETSIT-UPM. Este era mi segundo Congreso, ya que había ido el año pasado a Valencia con Guille, Félix y Anita, de modo que ya me sabía cómo funcionaban las cosas (el primer año fue todo aprendizaje, porque llegué sin tener ni idea de lo que era Bolonia y sin saber como funcionaba un C.EE.T por dentro). Este año esa papeleta le tocó a Luci... :D
Yo iba con la imagen del Congreso anterior en Valencia, de manera que esperaba que todo fuese más o menos igual, necio de mi… Montar un Congreso es una tarea que requiere mucho tiempo, esfuerzo y sobre todo, DINERO. En Valencia consiguieron patrocinadores por todos lados (Ford, Alcatel, Ono) y eso se notó en la organización: coches a disposición de la organización, comidas pagadas en la Residencia, conferencias en la Ciudad de las Ciencias… una pasada! Pero claro, Castelldefels no es Valencia y tenían recursos mucho más limitados. A pesar de todo, yo creo que Jordi y su equipo (Alfred y Oriol) hicieron un magnífico trabajo. Se oyeron algunas quejas acerca de la organización de las cenas (eran en un albergue situado en un monte, a unos 10 minutos en autobús del hotel) y de la logística a la hora de ir a la Universidad por las mañanas (en las que todo aquel con coche se convertía en un frenético taxista durante 15 minutos), pero yo creo que es porque había mucho “tiquis-miquis” suelto… Eran los puntos difíciles del C.EE.T y los solucionaron lo mejor que pudieron.
Recientemente la Comisión Permanente ha enviado a todos los asistentes las conclusiones del último C.EE.T,. El documento consta de dos partes: una primera de Ideas Generales, respaldada por todas las escuelas asistentes, y una segunda formada por Singularidades en cuanto al catálogo de titulaciones, donde hubo división de opiniones. Os voy a resumir primero las Ideas Generales:

- Vemos la implicación de las empresas en la formación de los futuros ingenieros necesaria. Las empresas pueden implantar las famosas habilidades transversales de las que tanto se habla con Bolonia, en forma de prácticas y Becas. El primer contacto con el mundo laboral de un estudiante universitario no debería de ser al salir de la Universidad, sino dentro de ella.
- Las TIC evolucionan constantemente. Los ingenieros deberían de evolucionar a la misma velocidad, de modo que creemos necesario una actualización constante de temarios, ajustados a los nuevos tiempos.
- El título de Grado, como se refleja en el Real Decreto de Grado 55/2005, es requisito suficiente para entrar en el mercado laboral. Nada de pruebas ni organismos controladores.
- Debemos mirar a los países que ya hayan adaptado sus sistemas educativos a Bolonia, tomando nota tanto de los puntos fuertes como de los débiles.
- No nos gusta nada la situación actual que se vive en España respecto al EEES (Espacio Europeo de Educación Superior). Demasiada inestabilidad, seguimos una dirección y a los pocos meses cambiamos.
- Todo estudiante tiene derecho a recibir una enseñanza de calidad. Por ello, sólo concebimos un sistema público de enseñanza universitaria tanto para los títulos de grado como para los de postgrado. También queremos hacer especial énfasis en la creación de un sistema de Becas que permita la total movilidad Europea.
- Que la novedad del sistema no sea una excusa para prescindir de la calidad. Nos gustaría que desde el primer momento, los planes de estudio se implanten buscando títulos de calidad.
- En la actualidad, el tiempo real de finalización de una carrera es muy superior al definido en los planes de estudio, por este motivo, creemos que la duración real de los grados debería de ser de 4 años.
- Nos oponemos al modelo anglosajón de universidades, donde el prestigio lo otorga la Universidad y no el título. Queremos una uniformidad de títulos a nivel estatal, queremos coherencia en los planes de estudio de las universidades españolas.
- Creemos en la división de familias de las áreas de conocimiento y que la primera parte de los grados de ingeniería sea común. También creemos necesario que todas las titulaciones relacionadas con el sector de las TIC compartan otro bloque del plan de estudios. De este modo, los estudiantes podrían modificar su primera elección continuando sus estudios en otro centro del mismo sector. Así se reducirían las tasas de abandono.

En esto estábamos todos de acuerdo. Son cosas básicas que pensamos, pero que hay que decirlas por si acaso no lo son tan básicas para los encargados de redactar los decretos... Donde no hubo consenso pleno fue en el siguiente punto, el referido al catálogo de titulaciones. Esto se debe a que en el C.EE.T se reúnen tanto Ingenieros como Ingenieros Técnicos, y no siempre defendemos los mismos intereses…
En un principo, según las declaraciones de Elche (2003) y Gran Canaria (2004), todo el C.EE.T apoyaba la idea de un único grado de Ingeniero de Telecomunicación con 4 menciones específicas. Esto suponía que al terminar el grado se tenían todas las competencias profesionales del sector, sin importar las asignaturas cursadas.
¿Qué significa esto? Pues que tu terminas la carrera y te llamas de nombre Ingeniero de Telecomunicación y de apellido mención en X. Esto es beneficioso porque sea cual fuere nuestra mención, seguiríamos llamándonos igual.
Esta es en teoría la mejor posibilidad.
El problemas surgió el año pasado en Valencia, cuando el Ministerio no nos hizo todo el caso que debiera.. Accedió al grado único, pero impuso un grado común de 3 años y con demasiada libertad para que las Universidades eligieran el plan de estudios. Esto nos dejaba con tan sólo un único año de especialización y con la amenaza de crear un sistema universitario al estilo anglosajón, donde el prestigio vendría de la Universidad y no del título.

Este panorama no nos gustaba nada. Primero, porque creemos que un año no se pueden adquirir todos los conocimientos que requiere una mención. Nosotros planteamos un grado con mayor libertad y menos troncalidad, que nos permita obtener la mención en los dos últimos años del Grado. Segundo, por el tema de la libertad de las Universidades en la planificación docente, reflejado como un interrogante en el gráfico. No queremos implantar el sitema anglosajón en España, queremos implantar Bolonia.
Todo esto provocó dos reacciones distintas. Por un lado, un grupo de escuelas se mantuvo en su idea de apoyar un Grado único con menciones y plenas competencias para todos. El otro bando de escuelas decidió apoyar la propuesta de múltiples grados de Ingeniero de Telecomunicación. Esto quedó reflejado en las siguientes propuestas:

Propuesta A: Un único título de Grado de Ingeniería de Telecomunicación
Lo ya mencionado anteriormente, con las siguientes menciones en los títulos:
- Mención en “Sistemas audiovisuales”
- Mención en “Telemática”
- Mención en “Sistemas de Telecomunicación”
- Mención en “Electrónica para Comunicaciones”

Propuesta B: Cuatro Grados de Ingeniero de Telecomunicación en + nombre de todos y cada uno de los títulos de la familia.
Existirían cuatro titulaciones, que serían:
- Graduado en Ingeniería de Telecomunicación en Sistemas de Comunicaciones
- Graduado en Ingeniería de Telecomunicación en Telemática
- Graduado en Ingeniería de Telecomunicación en Sistemas Electrónicos
- Graduado en Ingeniería de Telecomunicación en Imagen y Sonido

Estas fueron las dos únicas propuestas que en un principio íbamos a votar, como constaba en el orden del día.
Sin embargo, surgió una nueva en el transcurso del Congreso. Fue idea del actual presidente de la Permanente, José Luis Almodóvar Chico (Un tío muy simpático y muy válido, de la Carlos III de Madrid). Sobre la base de la Propuesta B, creó una nueva añadiendo otro grado generalista, el Grado de Ingeniero de Telecomunicación. No voy a extenderme mucho más, que esto ya es demasiado ladrillo, pero si os voy a poner el gráfico para que lo veáis.

Esta última propuesta, aunque fuera del orden del día, fue bastante aplaudida por la mayoría de escuelas, aunque no por todas. Fue algo creado en el momento, que aún hay que estudiar, pero parece ser que ahora mismo hay dos corrientes: 1 o 5 grados?
Eso es todo!! Siento el rollo y enhorabuena si has llegado hasta el final… :D
Las fotos las podéis encontrar en Flickr, como siempre.
Ante cualquier duda… ya sabéis dónde encontrarme!

2 Comentarios:

Onir dijo...

Por fin me lo leí pero no me queda muy claro cómo se va a implementar todavía lo de Bolonia... lo que mejor pinta tiene es en el último gráfico la primera opción, aunque si alguien le interesa más un campo que otro a lo mejor la diviisón en cinco tipos tampoco estaría mal...

Alfred dijo...

Buenas, soy Alfred de Castefa!!!

te dejo 1 comentario i un abrazo muy grande desde Castelldefels (Barcelona)

muy largo el escrito, pero muy completo. Me gustó. Yo también he echo algunas explicaciones sobre el tema...xD si quieres leerlas, ahi va mi blog!!

Salud!